Somos un movimiento que constantemente depende de Cristo para vivir una vida como la que El vivió.  

 

Pilares:

El Evangelio: 

Todos hemos pecado y estamos separados de Dios Romanos 3:23 (Mala noticia) pero Dios demuestra su amor para con nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros Romanos 5:8  y, por medio de él, reconciliar consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz. En otro tiempo nosotros, por nuestra actitud y malas acciones, estábamos alejados de Dios y éramos sus enemigos. Pero ahora Dios, a fin de presentarnos santos, intachables e irreprochables delante de El, nos ha reconciliado en el cuerpo mortal de Cristo mediante su muerte, (La buena noticia) con tal de que nos mantengamos firmes en la fe, bien cimentados y estables, sin abandonar la esperanza que ofrece el evangelio Colosenses 1:20-23

 

Hacer discípulos a la manera de Jesús:

Jesús dijo: Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes. Juan 20:21 —Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo. Mateo 28:19-20

 

¿Para qué discipulamos?

enseñamos a nuestros discípulos a descubrir quiénes soMOS:

No hay un solo justo, ni siquiera uno; no hay nadie que entienda, nadie que busque a Dios. Romanos 3:10-11

ENSEñamos a nuestros discípulos quién es Cristo:

Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Filipenses 2:9-11

enseñamos a Vivir como El vivió: 

Por tanto, si sienten algún estímulo en su unión con Cristo, algún consuelo en su amor, algún compañerismo en el Espíritu, algún afecto entrañable, deben vivir llenos de alegría teniendo un mismo parecer, un mismo amor, unidos en alma y pensamiento. No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás.

La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y, al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!. Filipenses 2:1-8

 

¿Cómo discipulamos?

 RELACIONAL:

Creemos que la amistad y las relaciones son vitales. Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos. Juan 15:13

INTENCIONAL: 

Creemos que debemos ser intencionales y acercarnos a los no creyentes intencionalmente:  Por eso se fue de Judea y volvió otra vez a Galilea. Como tenía que pasar por Samaria, llegó a un pueblo samaritano llamado Sicar, cerca del terreno que Jacob le había dado a su hijo José. Allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, fatigado del camino, se sentó junto al pozo. Era cerca del mediodía. Sus discípulos habían ido al pueblo a comprar comida.

En eso llegó a sacar agua una mujer de Samaria, y Jesús le dijo:

—Dame un poco de agua. Pero, como los judíos no usan nada en común con los samaritanos, la mujer le respondió:

—¿Cómo se te ocurre pedirme agua, si tú eres judío y yo soy samaritana?

—Si supieras lo que Dios puede dar, y conocieras al que te está pidiendo agua —contestó Jesús—, tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua que da vida. Juan 4:3-10

Sobrenatural:

Entendemos que es Dios el único que puede trabajar en el corazón de las personas, es el único que puede llevarlos a creen en Cristo:  —Por esto les dije que nadie puede venir a mí, a menos que se lo haya concedido el Padre. Juan 6:65


 

Conceptos: 

ENCARNADOS EN LA VIDA DE LA SOCIEDAD, NO EN UN EDIFICIO

No dejaban de reunirse en el templo ni un solo día. De casa en casa partían el pan y compartían la comida con alegría y generosidad, Hechos 2:46  El sábado salimos a las afueras de la ciudad, y fuimos por la orilla del río, donde esperábamos encontrar un lugar de oración. Nos sentamos y nos pusimos a conversar con las mujeres que se habían reunido. Una de ellas, que se llamaba Lidia, adoraba a Dios. Era de la ciudad de Tiatira y vendía telas de púrpura. Mientras escuchaba, el Señor le abrió el corazón para que respondiera al mensaje de Pablo. Hechos 16:13-14

 

LISTOS PARA IR, NO PARA INVITAR:

Pero, cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. Hechos 1:8